Los lugares más increíbles que debes considerar en tu viaje a Belice


Belice es un destino que mezcla lo mejor de dos mundos: la densa selva de Centroamérica y las increíbles aguas del Mar Caribe. Es un lugar perfecto para quienes quieren hacer ecoturismo y vivir la experiencia de descubrir un nuevo rincón del planeta. Si decides viajar a estas tierras, hay unos cuantos lugares de visita obligatoria.

Uno de ellos es el Gran Agujero Azul, considerado como una de las maravillas naturales del mundo, con 300 kilómetros de arrecife de coral, o el atolón de Glover, una isla coralina oceánica casi virgen rodeada por un asombroso mar azul. Para completar tu experiencia nada como hacer una excursión en la reserva natural Mountain Pine Ridge, donde además de estar rodeado de pinos y de hermosas cascadas, podrás ver varios tipos de mamíferos.

¿Qué otros lugares increíbles puedes conocer en Belice? A continuación, te dejamos una lista con ocho visitas imprescindibles.


Silk Caye

El Cayo Silk no es solo un lugar más con aguas cristalinas. Además de contar con al menos cinco tonos de azul para las diferentes profundidades, esta isla está rodeada por arrecifes de coral.

Precisamente por esto, este lugar es el punto de partida para quienes quieren bucear y hacer otros deportes acuáticos. Silk Caye ofrece la oportunidad de nadar con los tiburones ballena, que desde marzo hasta junio migran a las áreas de alimentación de la reserva. Bucear o hacer snorkel con estas imponentes criaturas es una experiencia única. Este maravilloso ecosistema marino alberga también numerosas especies de tortugas, peces en peligro de extinción y corales.


Great Blue Hole

Si hablamos de maravillas naturales en Belice, el famoso Great Blue Hole (Gran Agujero Azul) está entre los primeros lugares. Es un pequeño atolón que se formó por el colapso de una cueva submarina. Sus paredes se adentran más de 120 metros en las profundidades del océano y gracias a esto se crea un círculo de color azul que se percibe desde el espacio.

Ofrece una experiencia de buceo única en la que pueden explorar el lugar acompañados de tiburones de arrecife, tiburones nodriza y meros gigantes, así como de numerosos invertebrados y esponjas. En este atolón abundan también las estalactitas y estalagmitas. Para quienes no quieren bucear, pueden hacer snorkel, porque el Agujero Azul está rodeado por 300 kilómetros de arrecife de coral.


Community Baboon Sanctuary

Los monos aulladores negros, son uno de los diez animales más ruidosos del planeta; podrás verlos en su hábitat natural en la reserva Community Baboon Sanctuary. Este lugar se creó como un proyecto comunitario entre los propietarios de las parcelas, quienes decidieron proteger la vida silvestre de la zona.

Por ello dejaron de limpiar la tierra de la orilla de los ríos, tampoco cortaron los árboles frutales y además dejaron puentes naturales para que los monos pudieran moverse entre los árboles. Antes de fundar la reserva, solo había unos 400 monos; hoy superan los 1,600. El lugar abarca unos 52 kilómetros cuadrados y los turistas pueden hacer caminatas y visitar una pequeña zona donde pueden ver de cerca a los aulladores.


Shark Ray Alley

Para los amantes del buceo, Shark Ray Alley es otro lugar imperdible en un viaje a Belice. Ubicado en la reserva marina Hol Chan, una zona protegida de la barrera de coral, este sitio es el principal destino para practicar snorkel.

Allí podrás nadar entre los arrecifes de coral donde abundan los peces, así como bucear entre tiburones nodriza y rayas mientras se alimentan. Estas especies, que son inofensivas, llegan a esta zona porque los pescadores locales solían ir allí para limpiar la pesca del día. Los desechos atraían a estos depredadores y con el tiempo se acostumbraron al paso de los barcos.


Lamanai

Este lugar es el mejor ejemplo de lo diverso que puede ser Belice. De bucear con tiburones nodriza puedes ir a conocer uno de los sitios arqueológicos más interesantes del país centroamericano. El complejo de templos de Lamanai fue excavado a partir de la década de los setenta y constituye parte de la civilización maya.

Visitar este sitio te trasladará a otra época, especialmente por sus increíbles relieves en piedra y su impresionante arquitectura. Su ubicación también es única, puedes llegar por barco navegando por el río Nuevo o llegar en carro donde descubrirás una densa jungla. En este trayecto podrás observar de cerca animales y aves.


Mountain Pine Ridge

Otro lugar de visita obligada en Belice es Mountain Pine Ridge. Se trata de una reserva natural ubicada en el distrito Cayo, creada para proteger los bosques de pinos, así como los ecosistemas del lugar. Los caminos están sin asfaltar y la mejor forma de disfrutarlo es haciendo senderismo.

A lo largo de la excursión te maravillarás con los altos pinos, así como con las diversas especies de aves, reptiles y mamíferos, como pumas, jaguares y tapires. Lo mejor de este viaje será que al final de tu caminata podrás refrescarte en una de las cascadas, la Big Rock, que tiene una hermosa piscina natural.


Glover’s Reef

Belice guarda en su costa uno de los mejores tesoros submarinos de Occidente: los arrecifes de coral. Glover’s Reef o el Atolón de Glover es una isla coralina formada por seis islotes ubicada en una cadena montañosa. Es el atolón más alejado del país, a 24 millas fuera de la Gran Barrera de Coral.

Esta reserva nacional protegida, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, ofrece una experiencia inigualable en la que se pueden ver a través de sus aguas cristalinas cientos de diferentes especies de vida marina, como rayas jaspeadas o de espina, tortugas e innumerables peces tropicales. Además, es un lugar perfecto para practicar kayak entre islas.


Caracol

Para quienes sienten fascinación por las civilizaciones pasadas y sus impresionantes construcciones, Caracol es un sitio mágico. Se trata del asentamiento maya más grande de Belice y en el cual se encuentra la estructura más alta del país de esta civilización antigua: el templo Caana, con 46 metros de alto.

Este sitio arqueológico se compone de tres grupos de plazas que rodean una acrópolis central y dos canchas de juego. Cuenta con otras tantas estructuras más pequeñas y con un observatorio astronómico. Su riqueza antigua incluye más de cien tumbas y una gran variedad de inscripciones jeroglíficas. Caracol es uno de los lugares mejor conservados de todo Belice, por lo que vale la pena visitarlo para conocer mejor su historia.

Belice es un país pequeño con mucho que ofrecer. Sus aguas cristalinas y sus diversos ecosistemas te harán adorar mucho más el mar, y la diversidad de parques y reservas naturales te permitirán conectarte aún más con la naturaleza.