8 actividades en Belice, la joya oculta del Caribe


Si eres amante del ecoturismo, Belice debe ser tu próximo destino. Además de ser un lugar exótico por sus increíbles islas y arrecifes de aguas cristalinas, también es hogar de cientos de especies de flora y fauna, dado que más de 60% de su superficie está cubierta por bosques.

Gracias a su biodiversidad, puedes pasar de hacer snorkeling junto a manatíes y tortugas en Cayo Caulker a ver jaguares en el primer santuario salvaje de esta especie, ubicado en la Reserva Natural de Cockscomb. Asimismo, puedes visitar reservas forestales como Hol Chan y conocer la cultura de los mayas.

¿Qué otras actividades puedes disfrutar en Belice? Descubre todos los encantos que esconde esta joya oculta del Caribe.

  1. Nadar junto a tiburones nodrizas

¿Imaginas nadar con tiburones? En Belice esto es posible en Shark Ray Alley. Se trata de un lugar ubicado en la Reserva Marina Hol Chan, una zona protegida dentro de la barrera de coral de Belice. Los tiburones de esta área son los nodriza, una especie de cuerpo alargado, con aspecto intimidante pero inofensivo, lo que permite disfrutar de una experiencia única y segura.

Los tiburones nodrizas suelen acercarse a las embarcaciones. Esto sucede porque en el pasado los pescadores iban a Shark Ray Alley a limpiar la pesca del día, de manera que estos depredadores se acostumbraron a alimentarse allí.

  1. Tour de manatíes

Uno de los mayores atractivos de Belice es ver los diferentes tipos de mamíferos marinos. Uno de ellos son los manatíes, una especie que en la actualidad se encuentra en peligro de extinción por su caza indiscriminada y por las hélices de los barcos. Por fortuna, las reservas marinas en este país ofrecen un hábitat seguro para estos hermosos mamíferos del Caribe.

Si quieres disfrutar de estos maravillosos animales, lo mejor es hacer un tour en bote hacia el Cayo Swallow. Este es el lugar ideal para observarlos en su hábitat natural y sin ponerlos en riesgo, pues los botes no tienen motor. Son animales amistosos y aunque está prohibido nadar con ellos, sí es posible acercarse lo suficiente para verlos y tomarles fotos.

  1. Bucear con tiburones ballena

El tiburón ballena es el pez más grande del mundo y una de las especies más atractivas para los buceadores. En Belice podrás disfrutar de esta actividad en el increíble arrecife Gladen Spit, donde estos depredadores se concentran entre los meses de marzo y junio, el periodo de reproducción de los peces.

Las agencias de turismo de la zona suelen organizar excursiones en esa época, tanto de buceo como de snorkeling, para que los visitantes vean los tiburones ballena y se sumerjan con ellos en las aguas cálidas de Belice. A pesar de su gran tamaño, esta especie es dócil y, de hecho, se encuentra en la lista de especies vulnerables.

  1. Observar jaguares en la Reserva Natural Cockscomb

Belice se destaca por ser uno de los países donde mejor se mantiene la biodiversidad. El 36% de su territorio está protegido; Cockscomb es una de las reservas naturales más importantes. Allí se encuentra el único santuario salvaje del mundo para jaguares; es también hogar de muchos animales exóticos como pumas, tigrillos, ocelotes y venados.

Este santuario abarca unos 100,000 acres de bosque tropical y cuenta con un gran sistema de senderos. Los jaguares pueden encontrarse a menudo en los densos bosques y en los pantanos. Los turistas que visitan la reserva pueden caminar, acampar y montarse en kayaks, entre otras actividades.

  1. Bucear en el Gran Agujero Azul

El Gran Agujero Azul es una de las principales atracciones de Belice. Considerado una gran maravilla natural y declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es uno de los mejores destinos para bucear.

Este “agujero” se encuentra en medio de la barrera de coral de Belice, el segundo sistema de arrecifes más grande del mundo después del de Australia. Cuenta con más de 120 metros de profundidad y en su interior habitan diversas especies, desde peces de gran tamaño hasta tiburones.

  1. Descubrir la cultura maya

En Belice hay varios vestigios de la cultura maya, pues su territorio fue una de las zonas de asentamiento y esplendor de esta cultura. Por esta razón, es uno de los mejores destinos para conocer esta civilización. Entre los lugares que puedes visitar están las ruinas de Lamanai y las de Caracol.

En Lamanai encontrarás unas ruinas muy bien conservadas; lo que más destaca son sus edificios de gran altura. Caracol, por su parte, es el sitio arqueológico más grande de Belice y cuenta con una pirámide de 140 metros de altura. Las ruinas de Cahal Pech, si bien no cuentan con grandes construcciones como las dos anteriores, fue sede de la civilización maya hasta el siglo IX y tiene más de 34 estructuras diferentes que se conservan muy bien.

  1. Hacer senderismo en la Reserva Forestal Mountain Pine Ridge

Esta es una de las reservas forestales más importantes de Belice. Destaca por sus árboles de pino y sus senderos perfectos no solo para caminar, sino para hacer expediciones en bicicleta e incluso a caballo. En este viaje podrás también ver diferentes especies, desde aves y reptiles hasta jaguares.

En esta reserva podrás también disfrutar de unas increíbles cascadas de hasta más de 300 metros de altura. Además, encontrarás hermosas piscinas naturales donde podrás refrescarte durante la excursión.

  1. Observar los monos aulladores

En Belice no solo podrás ver felinos salvajes o imponentes mamíferos acuáticos, sino también grandes monos como los monos aulladores. Se trata de primates famosos por los fuertes sonidos que emiten, razón por la cual son conocidos como monos aulladores.
Los podrás encontrar en Community Baboon Sanctuary, un lugar abierto donde se pueden observar estas especies en su propio hábitat. Es una zona protegida de unos 52 kilómetros cuadrados donde los turistas pueden verlos de cerca.

Belice es un país que mezcla la cultura latinoamericana con la caribeña y en sus tierras se puede disfrutar de lo mejor de ambos mundos. ¡No te lo pierdas!